Rinoplastía: toda la información sobre las intervenciones de nariz

Definición, procedimiento, advertencias

0
9
Cirugía-rinoplastía
Cirugía facial rinoplastía

La rinoplastia está a la vanguardia de los procedimientos faciales en todo el mundo, así lo señalan las estadísticas que registran millones de operaciones de nariz cada año, ocupando el quinto lugar de todas las operaciones estéticas combinadas. Se trata de un método quirúrgico que implica la remodelación de la nariz, que ha evolucionado considerablemente en los últimos años. Si tienes pensado corregir algunos defectos en la nariz, deberás saber primero, todos los aspectos importantes sobre la rinoplastía.

¿En qué consiste la rinoplastía ?

Se trata de un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo cambiar o corregir algún aspecto interno o externo de la nariz. Existen dos tipos de procedimientos que son:

Funcional : es un tipo de cirugía de reparación otorrinolaringológica, que consiste en enderezar el tabique nasal de personas que presentan algunas dificultades para respirar.


Correctivo : es una cirugía plástica de orden estrictamente estético, que consiste en cambiar la morfología de la nariz a nivel de los huesos superiores o del cartílago.

Aunque aparentemente tienen diferentes objetivos, estos dos tipos de rinoplastía, se pueden realizar al mismo tiempo, en los casos de pacientes que tienen ambas necesidades.

Edad apropiada para practicarse una rinoplastía

Una rinoplastía correctiva, es decir, por motivos estéticos, se puede llevar a cabo a partir de los  14 años de edad en las hembras y los 16  en los varones ; de esta forma, el cirujano tiene la seguridad de que el hueso de la nariz ha crecido casi un 90%.

Muchas personas aprovechan este procedimiento para arreglar también el mentón y crear un efecto armónico con la nariz. En el caso de una rinoplastía funcional, la edad no tiene un límite para practicar el procedimiento, sino cuando las necesidades de salud, así lo ameritan.

Recomendaciones antes de la cirugía

Para conseguir un resultado óptimo, las citas médicas preoperatorias son esenciales antes de llevar a cabo cualquier procedimiento de cirugía estética . En el caso de una rinoplastía, las entrevistas previas con el médico, permiten al paciente expresar exactamente sus expectativas ; el médico por su parte, puede sugerir otros cambios.

Rinoplastía-cirugía
Rinoplastía cirugía de la nariz

Cambiar el rostro no es nada trivial, y la nariz conforma uno de los aspectos más significativos, ya que cambia la armonía general de las características y éstas resaltarán las facciones de manera diferente, como la apariencia, la boca e incluso el mentón. Para garantizar el mejor resultado, el médico puede realizar algunas simulaciones mediante fotos que ayudarán al paciente a familiarizarse con lo que sería su nueva apariencia del rostro.

¿Cómo es el procedimiento?

En todos los casos, el procedimiento para llevar a cabo una rinoplastía varía, dependiendo del objetivo : si se trata de una reducción del hueso, de algún bulto o cartílagos, la intervención tiene una duración entre 1 y 1 hora y media. En otros casos más complejos, como una reconstrucción general por algún accidente, etc. el procedimiento requerirá de más tiempo.

Cuando se practica una rinoplastia estética que busca corregir un golpe de la nariz demasiado visible, el cirujano debe eliminar el exceso de hueso. El espacio creado por la eliminación de la joroba se oprime no sólo para que la nariz se vea erguida y adopte una forma excavada según los efectos buscados, sino para que también resalte más el perfil.

La mayoría de los cirujanos tienen preferencia por la anestesia general para llevar a cabo una intervención por rinoplastía, por ser más segura y menos traumática para el paciente.

Tipos de técnicas

Este tipo de cirugía, incluye dos tipos de técnicas y ésta dependerá del problema o la irregularidad que el cirujano y el paciente quieran corregir.

Rinoplastía-nariz
Reconstrucción de nariz con rinoplastía

Si el deseo del paciente es cambiar el aspecto de la nariz en su punta, el cirujano considerará varias técnicas apropiadas: la reducción de cartílago alar, el cual forma la punta de la nariz, la sutura entre los cartílago, o la adición de injertos de cartílago.

Cerrada :  es la técnica más utilizada, ocurre cuando las incisiones se realizan por dentro de los orificios nasales, por lo tanto, las cicatrices o marcas en este caso, no son visibles.

Abierta : esta técnica requiere de una pequeña incisión en la división de los dos orificios nasales y deja una pequeña cicatriz en la columela, que sólo el paciente puede percibirla al buscarla muy bien. Es totalmente necesaria cuando la punta de la nariz, es la zona que requiere un mayor cambio.

Postoperario

Generalmente se trata de una intervención ambulatoria y el tiempo de estadía en la clínica se encuentra alrededor de una y tres horas después de la operación. La duración del postoperatorio dependerá del tipo de rinoplastia que se haya practicado el paciente, sin embargo, ésta varía entre 8 y 15 días.

Este procedimiento quirúrgico, puede dar lugar a dolores de cabeza, dificultad para respirar y la aparición de algunos hematomas transitorios.

En caso de dolor se recomienda el uso de ibuprofeno, pero si éste se vuelve persistente, es necesario consultar al médico de inmediato, ya que puede estar presente una infección. En este caso es apropiado contar con un plan de salud de Casa Sistema Asistencial.

Recuperación

El área de la nariz seguirá siendo frágil durante un mes. Por lo tanto, es aconsejable evitar practicar cualquier actividad brusca, especialmente deportes de riesgo. A los cinco días siguientes después de la intervención, el individuo puede retomar sus actividades laborales o escolares, que no requieran ningún esfuerzo físico importante.

Para retomar los deportes físicos intensos, se requiere al menos de tres semanas o un mes de reposo. En el caso de exposición al sol o ir a la playa, es aconsejable dar tiempo a que desaparezcan los hematomas del rostro totalmente, ya que éstos pudieran dejar una mancha oscura en la piel.

Resultados finales

Una vez que se retira el yeso los cambios ya son evidentes, sin embargo, los efectos finales no podrán notarse todavía porque tanto la nariz como el área cercana, está inflamada, lo cual distorsiona en gran magnitud los resultados.

Transcurridos los dos meses, después de la operación, los efectos ya son visibles casi en un 70%  aunque aún queda un resto de edema sin reabsorber.

Si bien los primeros resultados satisfactorios son visibles a las dos semanas, el resultado final es realmente apreciable sólo después de transcurridos seis meses o incluso hasta un año.

¿Cuáles son los riesgos ?

Los riesgos de llevar a cabo una rinoplastía aumentan o disminuyen dependiendo de las previsiones que el paciente tome. En primer lugar, es importante saber escoger un buen cirujano, preferiblemente por recomendaciones de otros pacientes que se hayan practicado una cirugía similar y por la experiencia que el médico posea, etc.

Adicionalmente, es importante tener en cuenta que las simulaciones en fotos de perfiles que el cirujano realiza antes de la intervención quirúrgica, se acercan al resultado final, sin embargo, las del rostro no siempre resultan ser muy confiables.

Por otro lado, la textura de la piel y la fisionomia juegan un papel importante en el resultado final. Por ejemplo, en el caso de cambios drásticos, no es posible obtener una nariz pequeña y delgada con una piel gruesa. El mismo efecto surge cuando la persona posee rasgos toscos con fosas nasales grandes.

Costo aproximado de una rinoplastía

El costo promedio de una intervención como la rinoplastía, para fines estéticos, oscila entre 2.500 y 4.500 dólares, dependiendo de los resultados que se busquen, la duración del procedimiento, el tipo de intervención y los honorarios médicos. En este enlace te podemos orientar a conseguir un mejor uso de tu prepaga de Mutual Médica para cualquier fin.

Dejar respuesta