Temas de Salud
Tendencia

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Síntomas, Causas, Diagnóstico, Tratamiento

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFÁGICO?

Es una enfermedad que sucede cuando los contenidos del estómago vuelven hacia arriba a través del esófago (el esófago es un tubo que conecta la boca con el estómago), causando síntomas molestos como son la sensación de ardor en la parte inferior del esternón  o sensación de flujo de contenido del estómago en la garganta o en la boca.


Síntomas

El síntoma más común de la enfermedad por reflujo es la acidez del estómago ya que produce una sensación dolorosa, otros síntomas a considerar son  el mal aliento, las náuseas, dolor en el pecho o parte superior del abdomen, dificultad para tragrar, dolor al tragar, vómito, problemas respiratorios, desgaste de los dientes. O tambien puede ser dado por algunos médicamentos que se utilizan para el asma, medicamentos contra el mareo, para la presión arterial, por mencionar algunos.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico


Causas

Dentro de los factores de riesgo para padecer esta enfermedad son: el embarazo, la edad avanzada, antecedentes familiares con antecedentes de esta enfermedad (familiares de primera línea), la obesidad, hábito de fumar, así como el  consumo en exceso del alcohol. Cabe mencionar que podríamos considerar un “reflujo normal” después de haber ingerido comida abundante.

Otra causa a considerar es la disfunción del cardias, ésta es una válvula que se encuentra justo en la unión del esófago con el estómago, el cual permite controlar que no haya un reflujo.

 

También se puede relacionar con una hernia hiatal, éste es un orificio en el cual pasa el esófago, el cual se hace más grande y por el que asciende el estómago al tórax, causando así una presión negativa, provocando que la comida ingerida y los ácidos del estómago suban a través del esófago.

Otra causa es que exista una anomalia del esófago. El esófago realiza una serie de contracciones musculares, en forma de oleadas que transportan los alimentos a las diferentes estaciones del tracto digestivo, a este fenómeno se le conoce como peristalsis, la peristalsis inicia en el esófago cuando un bolo alimentario es tragado.

Hay ciertas enfermedades que pueden producir una alteración motora, lo cual impide el funcionamiento normal del esófago, generando así esta enfermedad.

Esta afección tiene complicaciones a largo plazo, lesionando e inflamando el esófago (esofagitis), sangrado, estrechamiento, y en caso de cambiar el recubrimiento normal  puede llegar a causar cancer de esófago.

En el caso de los niños este evento puede ser hasta cierto punto normal (reflujo funcional), sin emargo en algunos bebés en etapa de lactancia y algunos niños, pueden verse afectados con mucha frecuencia, causandoles síntomas como la pérdida de peso, dolor  y otros problemas como son tos, o causar pausas en su respiración, infección de oídos, etc.

Para hacer el diagnóstico inicial de la enfermedad es esencial conocer los síntomas, para ver si existe o no reflujo, si hay complicaciones o no derivadas de la misma, así como descartar otras lesiones que se parezcan al reflujo ya que tienen un tratamiento y pronóstico diferente.


Diagnóstico

Dentro de los estudios a realizar están:

    • La endoscopia, la cual  es una prueba de imagen que nos permite saber el nivel de inflamación del esofago (esofagitis) y el grado de severidad, este estudio tambien nos permite tomar muestras de biopsia, en caso de encontrar lesiones, será de gran importancia para descartar otras enferemdades. Nos permite visualizar si existe una  complicación como es el Esófago de Barret según el nivel del daño que ha provocado la inflamación.
    • Manometria esofágica; se coloca una sonda y por medio de ésta se estudia cómo se mueve el esófago cuando el paciente traga líquidos
    • pH metría de 24 horas: es un estudio que nos permite conocer el nivel de ácidez a la cual el esófago está sometido, coniste en introducir una sonda por la nariz durante 24 horas  con un sistema en la punta que detecta el pH existente en el esófago y/o el estómago. Para conocer cuando se producen los episodios de reflujo, las veces que suceden y la acidez, si se relacionan a los intomas existentes o no, se hace un puntaje y nos dirá la severidad del reflujo.
    • Radiografías con contraste; en este estudio se administra un líquido oralmente y se puede visualizar en los rayos X, se estudia el paso de esófago a estomago, y si existe o no el reflujo hacia el esófago..

Los resultados de la Ph metria y de la endoscopía son una pauta para el tratamiento de esta enfermedad. En caso de ser leve a moderado el tratamiento será por medio de tratamiento médico, estos medicamentos mejoran los síntomas, no reduciendo el reflujo sino reduciendo la acidez del reflujo, básicamente reduciendo la irritación esofágica y proporcionando un alivio sintomático.


Tratamiento

Medicamentos como:

    • Los inhibidores de la bomba de protones, como  el omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, por mencionar algunos,  los cuales se consideran actualmente lo mejor para disminuir la secreción de ácidos.
    • Antagonistas H2 cómo la Ranitidina, utilizado con mayor frecuencia para reducir la acidez del reflujo gastroesofágico.
    • Hidróxido de magnesio e hidróxido de aluminio (MHAH) reduce el pH gástrico y está disponible comercialmente como Maalox (debe evitarse el uso a largo plazo en bebés y niños con insuficiencia renal crónica por el riesgo de acumulación de aluminio).

Hay estudios que indican que el uso de Gaviscon Infant (es una preparación de alginato compuesto que contiene alginato de sodio, magnesio y manitol) en niños, mejora los síntomas, sobre todo en los lactantes, incluso para los que solo presentan el reflujo funcional (normal). Ya que previene el reflujo aumentanto la viscosidad del contenido gástrico.

Así tambien para poder tratar esta enfermedad es muy importante realizar un cambio en el estilo de vida  y dieta, evitando el hábito de fumar y de  los alimentos que causen la sensación de ardor. En el caso de los bebés se realizan tambien modificaciones  en su estilo de vida que incluyan una combinación de cambios en la alimentación y terapia de posicionamiento. La madre tiene que realizar cambios en su dieta  si los bebés son amamantados, cambiar las fórmulas lácteas y reducir el volumen de alimentación, pero a su vez  aumentar la frecuencia de las comidas puede ser una estrategia efectiva para tratar la enfermedad por reflujo  en muchos pacientes.

En casos severos el tratamiento indicado es una cirugía llamada fundoplicatura, la cual consiste en la envoltura de la parte inferior del esófago con el estómago.

En los niños mayores y adolescentes el tratamiento es más parecido a las recomendaciones hechas para pacientes adultos, incluida la importancia de perder peso en pacientes con sobrepeso, dejar de fumar y evitar el consumo de alcohol.

Etiquetas

Carla Gutiérrez Arriaga

Soy médico y actualmente vivo en San Diego con mi amado esposo. Me encanta ayudar a la gente, y decidí comenzar este blog para escribir sobre problemas y recomendaciones diarias comunes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar