viernes, septiembre 22, 2017

¿Qué son las alergias?

La palabra “alergia” significa “reacción extraña” y se trata de una reacción desproporcionada o diferente del sistema inmunológico a ciertas sustancias o circunstancias a las que las demás personas son indiferentes.

La alergia representa una reacción de defensa de nuestro organismo respecto a una determinada sustancia. Estas sustancias, denominadas “alérgenos” son tomadas por nuestro organismo como invasores, dando lugar a síntomas que pueden ir desde una pequeña molestia, hasta una situación de gravedad capaz de poner en riesgo la vida.

¿Qué causa las alergias?

Cuando el sistema inmunológico intenta proteger al organismo frente a factores considerados invasores o extraños, produce una serie de anticuerpos que se denominan inmunoglobulina E (IgE). Al mismo tiempo, dichos anticuerpos provocan que unas células, llamadas mastocitos, liberen sustancias químicas dentro del torrente sanguíneo a modo de defensa contra el alérgeno. Dentro de estas sustancias químicas, encontramos la histamina (un tipo de proteína). Lo que causa las reacciones alérgicas, es justamente la liberación de estas sustancias químicas de defensa.

En la actualidad, se cree que alrededor del 20% de las personas padecen de algún tipo de alergia.

Si bien existen muchos tipos de alergias, los siguientes son considerados los principales grupos de alérgenos:

  • Alergia al Polen: incluye a las gramíneas, las cupresáceas, el olivo, las arizónicas, la parietaria y el plátano que produce sombra, así como a todo tipo de árbol, maleza y tipo de pasto. Por lo general, este tipo de alergia se recrudece a lo largo de la primavera.
  • Alergia a la humedad y los hongos ambientales
  • Alergia a los ácaros del polvo: estos, son insectos microscópicos que viven dentro del hogar
  • Alergia a los epitelios de los animales, es decir, al pelo y las partículas de piel de los animales, especialmente los domésticos. Los animales que pueden resultar más alérgenos son los perros, los gatos, los caballos y los distintos tipos de roedores
  • Alergia a los alimentos: hay ciertos alimentos que pueden ser más alérgenos que otros. Los alimentos más comunes a encontrar dentro de las alergias, son: la leche de vaca, el huevo, el trigo, la soja, el maní, los pescados y mariscos, la nuez y el chocolate, entre otros.
  • Alergia a picaduras de insectos, como las abejas, las hormigas y las avispas
  • Alergia a los medicamentos (algunos tales como la penicilina)
  • Alergia a los elementos de látex o de goma

Las personas más propensas a padecer de alergias, son aquellas cuyos padres tienen o tuvieron algún tipo de alergia. Esto no significa que sea hereditaria, sin embargo, es un factor de influencia a la hora de establecer un diagnóstico. Asimismo, el hecho de que los padres cuenten con algún tipo de alergia, no significa que los hijos vayan a desarrollar una reacción adversa frente al mismo estímulo que aquellos; si bien la herencia puede ser un factor determinante, no condiciona el tipo de alergia a adquirir por los hijos.

Por otro lado, hay ciertas enfermedades o situaciones que, al bajar las defensas del cuerpo, facilitan que el organismo desarrolle una alergia frente a algún grupo alérgeno. Muchas personas desarrollan alergia luego de pasar, por ejemplo, por un embarazo, así como por algún tipo de infección vírica.

Los síntomas

Las reacciones defensivas del organismo frente a los factores alérgenos, pueden alcanzar dos niveles: uno de una simple molestia para la persona alérgica y otro de riesgo para la vida.

Por lo general, el mayor número de personas alérgicas suelen describir sus síntomas como leves molestias, desde estornudos hasta picazón y lagrimeo en los ojos. Sin embargo, podemos decir que una alergia representa un riesgo para la vida, cuando las reacciones dan lugar a alguna dificultad respiratoria, a un importante descenso de la presión arterial o a algún funcionamiento incorrecto del corazón, que pueden llegar a dar lugar a lo que se conoce como “shock alérgico”. Por lo general, son más propensas a padecer shock alérgico aquellas personas cuyo alérgeno son los alimentos, los medicamentos o las picaduras, debido a que el ingreso del factor alérgeno al organismo puede provocar una situación de importante riesgo para la salud.

estornudoLos diagnósticos

¿Cómo se diagnostica una alergia?

Para identificar cuando un síntoma es causado por una alergia, el médico de cabecera sólo requerirá analizar su historial médico, consultar al paciente acerca de los factores alérgenos que le afectan e indagar si ha tenido contacto con ellos. Sin embargo, muchas personas no tienen consciencia acerca de ser alérgicas a algún estímulo determinado o es posible que les surjan en momentos más avanzados de su vida, siendo así descubiertas a partir de los síntomas. En estos casos, lo más probable es que el médico derive al paciente con un alergólogo, que le realizará análisis de sangre y pruebas de reacción en la piel. ¿Cómo son estas pruebas en la piel? ¡Calma! Simplemente se coloca una pequeña prueba de un posible y sospechado alérgeno, a través de un raspón o de un pinchazo. En caso de que la persona sea alérgica a esa sustancia, podrán observar cómo a los pocos minutos se forma en la piel una pequeña protuberancia de color rojo.

diagnosticar alergiaExiste, además, otra y más eficaz manera de controlar si nos encontramos frente a una alergia. Esta es la prueba cutánea RAST (radioalergoabsorbente). Esta prueba, se destina a medir las concentraciones de anticuerpos IgE en la sangre de un alérgeno específico. Este tipo de prueba es, actualmente, el más eficaz a la hora de diagnosticar una alergia.  Su vez, estas pruebas son llevadas adelante, especialmente en los casos en los que se considera que la prueba del pinchazo con el estímulo podría llegar a representar algún tipo de riesgo para la salud del paciente.

El lado positivo de las distintas pruebas alergénicas, especialmente las últimas dos, consiste en que los resultados pueden saberse en el momento de realizada, sin requerir de un espacio de tiempo entre la prueba y la obtención del diagnóstico. Esto resulta fundamental, debido a que, mientras antes se sepa la presencia y el tipo de alergia al que se encuentra expuesta una persona, antes podrán comenzar los cuidados frente a ese alérgeno.

¿Cómo prevenir una alergia?

10-recomendaciones-para-controlar-los-síntomas-de-las-alergias-o-rinitis-estacional.Por lo general, prevenir el contacto con el factor alérgeno es la mejor solución a los síntomas y los problemas de salud que éste pueda traer. Si bien parece algo difícil de lograr, son cada vez más las personas que adoptan determinadas conductas en su vida diaria, de modo de mantenerse lejos de estas sustancias nocivas para su organismo. A continuación, daremos algunos ejemplos de prevención:

  • Cuando se padece de una alergia a los medicamentos, se puede evitar el componente de éstos que nos produce alergia, evitando los fármacos que lo contengan. Para ello, resulta fundamental avisar siempre al médico y al farmacéutico acerca del componente al que tenemos alergia, de modo de que pueda brindarnos una opción acorde a nuestras necesidades. A su vez, cuando se es alérgico a un medicamento, es fundamental evitar la automedicación, o, en lo posible, prestar vital atención a los prospectos de los mismos.
  • Cuando una persona es alérgica a los ácaros del polvo, tal vez las mejores opciones a adoptar por ella sea eliminar del hogar todo el mobiliario y las telas de hogar que sean más propensas a acumularlos. A su vez, es probable que la limpieza del hogar sea aún más importante para estas personas que para otras, aunque es posible que el mismo acto de limpiar el polvo de la casa pueda significar una situación de exposición y, por ende, de riesgo. En lo posible, se recomienda que la limpieza de los sectores de la casa que más polvo acumulan sea realizada por otra persona y, de no poderse, que se lleve a cabo de manera diaria, de modo de evitar el exceso de acumulación.
  • En el caso de las personas con alergia al polen, podría ser importante realizar actividad física intensa en época de polinización, debido a que esto puede representar una dificultad para la respiración, siendo, además, un factor de riesgo para el padecimiento del Asma.

¿Cómo tratar una alergia?

Si bien el consejo principal es evitar, en la medida de lo posible, el contacto con el alérgeno, hay algunos que son mucho más difíciles de alejar, debiendo acudir así a una respuesta médica para bloquear la reacción alérgica y aliviar los síntomas. Para esto, las opciones más comunes son los antihistamínicos y la inmunoterapia alergénica.

Antihistamínicos

antihistaminicosLos antihistamínicos, son fármacos destinados a bloquear la acción de la histamina, una sustancia química que el mismo organismo genera como reacción al estímulo del alérgeno. Es la histamina la causante de ciertos síntomas alérgicos como la picazón y el lagrimeo en los ojos, los estornudos e, incluso, la picazón y el enrojecimiento de la piel y las urticarias.

En caso de necesitar acceder a los antihistamínicos, los especialistas médicos disponen de una serie de consejos a tener en cuenta para ellos:

  • En primer lugar, si se comenzará con la ingesta de estos fármacos, es fundamental que se lo haga en forma diaria, convirtiéndolos así en una rutina. Siguiendo esta línea, la mejor manera de consumir los antihistamínicos regularmente, evitando cualquier tipo de olvido, es disponiendo de un horario determinado a cumplir.
  • Algunos antihistamínicos pueden llegar a provocar somnolencia. Por ello, lo ideal es que se tomen alrededor de treinta minutos antes de ir a dormir. Por otro lado, es importante saber que los antihistamínicos no generan los mismos efectos en todas las personas; por eso, así como en algunos casos pueden provocar somnolencia, en otros, pueden dar lugar a una mayor agitación e hiperactividad. Es importante consultar al médico antes de convertir a estos medicamentos en un compañero diario, debido a que puede que no favorezcan a todas las personas por igual.
  • Si bien se recomienda probar distintas marcas de este fármaco, de modo de encontrar la mejor para su organismo, es fundamental evitar la automedicación. Se puede probar distintas marcas, siempre y cuando éstas sean seleccionadas previamente por su médico o farmacéutico de confianza.

Inmunoterapia

inmunoterapiaLa inmunoterapia, es también conocida como “vacuna para la alergia” o como “desensibilización”. Esta, permite dar lugar a un cambio gradual en la manera en que el organismo reacciona frente a determinados estímulos o sustancias que le son alérgenos, fomentando que, de a poco, se reduzca la posibilidad de padecer síntomas. Si bien es cierto que la vacunación para la alergia mejora las condiciones del paciente, es posible que esta mejora no pueda observarse con claridad hasta meses después de haber comenzado el tratamiento. Un dato importante a tener en cuenta, consiste en que la inmunoterapia no necesariamente significa que desaparezca la alergia, sino que mejora las maneras en que el organismo reacciona frente a ellas.

Por lo general, la mayor parte de los médicos recomiendan iniciar con los antihistamínicos y receptan la inmunoterapia sólo cuando se encuentra que el paciente no ha visto modificación alguna a través de estos.

Cuando la exposición a los factores alérgenos es frecuente – aunque en pequeñas cantidades – el sistema inmunológico tiende a cambiar de “estrategia”. Es así como, en lugar de liberar una explosión de anticuerpos IgE, comienza a generar, de manera metódica, una cantidad estable de anticuerpos diferentes. Al mismo tiempo, el sistema inmunológico comenzará a activar células inmunes conocidas como “células T-supresoras”, destinadas a eliminar del sistema la proteína histamina. Cuando el organismo se encuentra frente a un apogeo de las células IgE y las T-supresoras, ya no cuenta con la necesidad de reaccionar, de la misma manera que antes, frente a los alérgenos.

Alergías

Alergia al sol

¿Qué es la alergia al Sol? Lo denominado popularmente como “alergia al Sol”, es en realidad una erupción polimorfa lumínica (EPL) y consiste, básicamente, en...

Alergia al látex

¿Qué es la alergia al látex? Al igual que con todas las alergias, la alergia al látex es una reacción exagerada de nuestro sistema inmunológico...

Alergia a los medicamentos

¿Qué es la alergia a los medicamentos? Al igual que el resto de las alergias, la alergia a los medicamentos consiste en una reacción exagerada...

Alergia a las picaduras de insectos

¿Qué es la alergia a las picaduras de insectos? Podría decirse que la alergia a las picaduras es una de las más antiguas registradas en...

Alergia a la humedad

¿Qué es la alergia a la humedad? Al igual que con todas las alergias, la alergia a la humedad consiste en una reacción exagerada de...

Alergia a los animales

¿Qué es la alergia a los animales? La alergia a los animales es tal vez una de las más dolorosas de todas, debido a que...

Alergia a los alimentos

¿Qué es la alergia a los alimentos? Al igual que las demás alergias, la alergia a los alimentos consiste en una reacción exagerada de nuestro...

Alergia al polen

¿Qué es la alergia al polen? La alergia al polen, también conocida como polinosis o como fiebre del heno, se trata de una reacción alérgica...

Alergia al polvo

¿Qué es la alergia al polvo? Como todas las alergias, la alergia al polvo, o mejor dicho, la alergia a los ácaros del polvo es...